Pilar

LA HORA DE LOS GRILLOS El aroma a café me despierta. En la penumbra, los objetos se reflejan borrosos en el espejo; también mi imagen marchita. ¿Quién soy? Negás la realidad, diagnosticó la porteña, psicólogo en un pasado mejor; odiás tu vida, lo que sos. Puede. Pero, cómo romper la dinámica. Adónde volver. En el pasillo reptan zapatillas perezosas, oigo bostezos, voces roncas de alcohol y humo. Juro que será la última vez; abandonaré esta casa, bulliciosa a la hora negra de los grillos, sosegada cuando la mano pálida del alba apaga las estrellas. En la mesilla, los euros golosos me eclipsan la intención. Quizá mañana. FIN
Etiquetas: | edit post
Reacciones: 
7 Responses
  1. ÁNGELAAAA Says:

    Me gusta, dice tanto en tan pocas líneas...


  2. Cruz Says:

    Resulta difícil cambiar de vida. Precioso y unas frases de lujo ¡Bien¿


  3. Lui Says:

    ¡Qué bueno Pilar! me gustó una barbaridad.
    Un abrazo


  4. Marisa Says:

    Toda una historia, tantas historias, con tan pocas palabras. Muy poético y realista a la vez. Me sorprendes cada vez más.


  5. Anónimo Says:

    Geniales esos micros, todos. Son de los de releer y no porque no se entiendan a la primera, sino porque con la segunda lectura se aprecian más los matices del trabajo bien hecho.


  6. Anónimo Says:

    LINDO CUENTITO


  7. Anónimo Says:

    un camino facil nunca lo es tanto.
    un beso
    Chelo