Pilar
SI FUERA TAN FÁCIL... -¿Por qué me mira así? Señorita, no es para llorar; sólo he pregunto si usted conoce a ese señor alemán. Creo Que tengo algo que es suyo y no me gustaría quedármelo; mi deber es devolvérselo, aunque en este momento no recuerdo bien qué es... ¿Usted lo sabe, señorita? -Papá, no te preocupes. Y come. FIN
Etiquetas: | edit post
Reacciones: 
5 Responses
  1. ¡Qué terrible situación! ¿Por qué nos crearían tan defectuosos? Acabar así la vida es una putada.


  2. ARVIKIS Says:

    Es tan cercano y tan real el relato. Yo en la misma situación para mi padre fui el acomodador. Que triste, vivir construyendo una personalidad, para terminar sin saber ni quien eres, ni quien te rodea.
    javier


  3. La memoria, la mente, dos tesoros que debieran ser inagotables. Muy injusto. tienen razón Juan y Javier, es mu cercano, real e injusto.


  4. Cruz Says:

    Ah, pero , ¿quién sabe que otras historias encierran las mentes invadidas por el señor alemán? Sólo olvido?, puede que no, puede que también escondan cierta clase de paz..
    En cualquier caso, buen micro como siempre, con ese humor tan fino y tan tuyo, compi.


  5. Anónimo Says:

    hola guapa me ha gustado mucho