Pilar
EN TABLAS A mi mujer no le gusta que le fastidie sus estrategias; la conozco a la perfección y su siguiente movimiento será sacar el caballo, después el alfil. Dejo que lo haga e incluso a mi turno, intencionadamente, cometo un error que precipita el jaque mate. Tumbo sobre el tablero al rey y le guiño un ojo a mi sonriente y hermosa contrincante; ella sabe que yo también tengo mis tácticas y me sigue el juego. FIN
Etiquetas: | edit post
Reacciones: 
4 Responses
  1. Graziela Says:

    Da gusto ver lo compenetradas que están algunas parejas y me parece perfecto que exista esa complicidad, aunque parezca que no es intencionada.
    De todos modos, todas tenemos nuestras estrategias y quien lo niegue se engaña.
    "My bien Ángela"


  2. Detrás de esos pequeños gestos hay mucho amor. Es maravilloso que uno quiera equivocarse por ver feliz a su pareja. Estupendo todo lo que escribes, Pilar.


  3. Una estupenda partida de ... ¿ajedrez? jejeje. Un juego irresistible el que se puede ver entre esas líneas. Besos.


  4. ARVIKIS Says:

    La complicidad es algo muy afin a la felicidad. Aquí el fin justifica los medios. Muy bien
    Javier